18 jul. 2006



"Adiós melancolía. Gracias por la compañía, pero aquí no hay sitio para usted"
Ricardo Arjona
Hoy no hay cielo nublado para mi alma. Hoy mi sonrisa se abre paso como la hierba a través del concreto para manifestar mi alegría de vivir. Hoy la soledad ha sido derrotada por la hermosa sensación de amar y ser amado.
Es que algún día tenía que dejarme amar sn condiciones, sin explicaciones, sin exigencias, incluso sin "por qué". Este día de júbilo siento que mi vida gira el timón, que puedo bajar las velas y liberarme de las inclemencias del viento para tomar el control de mi vida.
Soy feliz y no lo sabía. Tengo todo lo que quisera tener y no me había dado cuenta. Tengo su amor, y a pesar de eso no puedo evitar tener mis momentos de dudas e inseguridad.
NO exigiré, no pondré medidas al amor, no esperaré ser amado en la misma medida que yo lo hago. Sólo pediré a la vida tener la capacidad de ver amor en cada gesto hacia mí, aunque no sea el que espero, aunque no sea el que ofrezco........
Sólo quiero vivir, amar, sentirme amado y ser feliz............no es mucho pedir ¿verdad?

2 comentarios:

Vicho dijo...

Me alegra Gustavo que hagas explicita tu felicidad. Ella, salpica a todos los que estamos cerca, que te leemos.
Estaré pendiente de tu blog.

Saludos desde Lima, Perú

gustavo dijo...

Gracias vicho......así debe ser la felicidad, compartida contodos para poder llevar parte de ella a los demás y motivarles a luchar por la suya. LA felicidad no es tanto un derecho como una recompensa