27 jul. 2006



Este es mi comienzo para un mundo con hombres libres de corbata. Propongo una setentosa manifestación donde todos quienes nos vemos obligados a enlazar este melindroso artilugio en nuestro cuello nos reunamos en una plaza pública, encendedores en mano para ver como las llamas consumen y liberan nuestros cuellos de tan aberrante prenda de vestir (?).

La moda y la vesrtimenta masculina ha ido cambiando con el paso del tiempo. Ya no nos vemos obligados a usar sombrero o guantes para salir a la calle, ya podemos pasar por la plaza Bolívar vistiendo un cómodo bermuda y nuestra franela favorita. Ya no necesitamos vestir de gala para entrar a los mejores restaurantes ni para ir al treatro. El jean y la franela ya son bien vistos en público y aceptados por todas las edades y clases sociales. Enonces, ¿Por qué esa pervertida obsesión de obligarnos a atar tiras de seda a nuestro cuello, con la excusa inservible de la imagen y la elegancia?¿tendrá la corbata el mismo destino que los guantes y los sombreros?¿acaso no se han dado cuenta que podemos estar muy presentables e impecables sin necesidad de pasar horas frente al espejo para que el nudio quede perfecto y cuando por fin lo logramos darnos cuenta que la tira flaca quedó más larga que la gorda?.



Amigos, únamonos para reclamar nuestro derecho a la igualdad de condiciones. En las oficinas no les exigen corbata a las féminas. Hoy empieza mi propósito por un undo libre de corbatas.....espero no ser el único que sueña con ir todos los días a la oficina con jeans y camisa, con una chaqueta simplemente.

3 comentarios:

Doso dijo...

jajajjaja lo mismo pensaba yo, y trate siempre de no usarla, en mi empresa (no es mia) solo en el periodo enero-marzo, se podia ir sin corbata, hasta que yo patudamente no fui nunca mas con ella, con la llegada del nuevo gerente, la cosa cambio y quito el uso de ella, y ahora uno va como quiere, dentro de lo presentable... asi qu egenial, yo voy como 3 veces a la semana en jeens lo otros pantalocintos de tel ay esas codsas, pero nunca, osea nunc aams un acorbata!!!

Fuera la corbata!!!!!!!!!!!!!

Fuertes abrazos
Doso

gustavo dijo...

oye pues deberìamos crear una fundaciòn o algo asì que defienda nuestros derechos avestir como querramos, eso si dentro d elos paràmetros de lo prsentable y la buen aimagen

Saldivia dijo...

Pana, mira que casualidad, ya tu habías hablado hace unos días de un tema que yo tomé en mi blog hace poco (y donde recibí tu gentil visita) Coincido 100% contigo. Para mi la corbata es un artilugio decorativo más, como una puka, una bandana o un piercing. Por lo tanto, jamás debe ser obligatorio. ¿Te imaginas que no te dejen entrar a un sitio porque no llevas una puka o un tatuaje? Pues igual de absurda es esa prohibición con la corbata, que además en lo personal, me parece una metáfora hórrida de la horca. Y si uno ganara sueldos de Tokiota, pues hasta está dispuesto a hacer el sacrificio, pero ¿con los ridículos salarios que ganamos los profesionales aqui? Ni hablar. FUERA LA CORBATA!!!!