1 abr. 2008

Equilibrio Personal

Todos los seres humanos buscamos el equilibrio, esa sensación de paz y armonía en nuestras vidas que nos garantice estabilidad y felicidad. Este equilibrio parte de descubrirnos plenos y realizados en todos los ámbitos de nuestra vida (personal, familiar, amoroso, social y profesional). Seremos más felices en la medida que obtengamos una completa satisfacción en cada una de ellas, de lo contrario viviremos con la eterna sensación de que nos falta algo. En el peor de los casos, viviremos arrastrando sueños postergados que ya no podremos cumplir.




Cada uno de nosotros, tienen un ser ideal, al que sueña con llegar. Bien lo dice uno de los personajes inolvidables del cine español La Agrado: "una es más auténtica cuanto más se parezcaa lo que se ha soñado de si misma".


Desde mi más remota infancia, he tratado de tener ese equilibrio en mi vida, de dedicarle tiempo a cada una de las diferentes facetas que tengo (hijo, amigo, pareja, estudiante, profesional, primo, sobrino, nieto, etc) Aprendí a hacer mis tareas escolares apenas llegaba a casa a horas del mediodía, para poder dedicarme a jugar más tarde, o ver televisión o simpolemente acostarme a conversar con mi abuela y que me contara las historias de "cuando era chiquito"


Este patrón de vida me sirvió de mucho. Aprendí a ser planificado y responsable de mis actos. Años más tarde, ya adentrado en el final de mi adolescencia y en el principio de mi vida universitario me encontraba "full" de actividades por realizar: estudios, familia, amigos, grupo pastoral juvenil, búsqueda de empleo. En ese momento, haber aprendido a dedicarle a cada actividad, cosa o persona su justo valor y tiempo me sirvió para poder ser bueno en todas y aprovechar al máximo cada experiencia vivida. Trataba, de ocuparme durante la semana de mis actividades universitarias para poder descansar los fines de semana y asistir a reuniones de pastoral o recrearme con mis amigos sin dejar compormisos pendientes. Claro, también entre semana dedicaba tiempo para todo, pues atendía a mi familia, asistía a reuniones personales, me veía con mis amistades. En fin, siempre he dirigido mis esfuerzos para que las "patas" de la mesa de mi vida tengan la misma longitud y así no se tambalee.





Hoy día, con otro estilo de vida, quizás más tranquilo y con menos actividades que en mi adolescencia sigo manteniendo esta visión de vida. Nunca,le he dedicado mi vida a un trabajo, nunca he dejado de vivir por tener que trabajar. Tengo muy claro que mi trabajo no es mi vida, sino una parte de ella. me he topado con personas tan inmersas en su trabajo que parece que eso es toda su vida; hablan todo el tiempo de lo que hacen, pasan horas extras en sus oficinas, se llevan trabajo para la casa y para colmo van los fines de semana. No sé si lo hacen porque es a lo único que le dieron prioridad en sus vida y ya se acostumbaron a ello o porque tienen tantas frustraciones personales que quieren ocultarlas haciéndose porfesionales exitosos.


Muchas personas, postergan partes de su vida, para desarrollarse y dedicarse por completo a otras, confiando en que una vez realizada esta pueden avocarse a las restantes. Sin embargo, el tiempo deja sus secuelas y más tarde no podremos hacer lo que estamos en capacidad de lograr actualmente. Hay personas exitosas porfesionalmente, con grandes carreras y excelentes cargos que se sienten frustradas a nivel sentimental, familiar o personal. Son seres solos, que perdieron su vida haciéndose una carrera olvidando todas sus otras necesidades humanas.


Conozco mujeres amargadas, que sólo quisieron ser profesionales, y aunque quieren marido no creen que ningún hombre esté a su altura profesional, ¡cómo si el curriculum tuviera algo que ver con los sentimientos! Cuando se ama, no importan los sueldos ni las profesiones, a menos que nos enamoremos de un narcotraficante o de un neo nazi. Conzoco hombres frustrados personalmente, con complejos de inferioridad que se refugian en su renombre profesional y en su fama para escapar de su amarga realidad. Conozco gente necesitada de afecto que lo busca en libros y postgrados.


Si mi empleo es de 8 horas diarias de lunes a viernes, pues 8 horas diarias de lunes a viernes trabajaré. Pienso en trabajo apartir de las 8:00 a.m y dejo de pensar en trabajo a apartir de las 5:00 p.m.....bueno, realmente lo hago un poco antes para poder salir a la hora en punto. Porque, cuando exigen puntualidad para entrar yo exijo puntualidad para salir. En mis conversaciones con Marmota, con mi familia o amigos hablo más de lo que pasa en la oficina que de lo que hago en la oficina.


Una de mis convicciones, y máximas de vida es que no vale la pena dedicarte a un trabajo, y hacerlo tu forma de vida. No sé si seré muy hedonista, pero creo que lo más importante en mi vida es mi bienestar, siempre que no dañe con ello el bienestar de los otros. No vale la pena dejar de lado a la familia, la pareja o los amigos por un trabajo, por querer cumplir o complacer a tus jefes o por desarrollarte una carrera. Siempre estaremos con nosotros mismos, pero nadie se casa con su trabajo. Nuestra familia y amigos siempre lo serán, nuestros jefes no. El gerente puede prescindir de su empleado, así sea el más exitoso y el mejor de todos, pero nuestras madres no pueden prescindir de sus hijos, los hijos no pueden prescindir de sus padres. Los amigos están en las buenas y en las malas, los jefes se deshacen de la gente en las malas, olvidándose de todo lo que hiciste en las buenas. Nuestras parejas corresponden nuestro amor, y nos ayudan a crecer porque nos aman. Los jefes capacitan al personal porque les conviene, y si no ven retorno para la empresa no brindan espacios para la formación.


La vida es para ser felices. Y si esto es hedonismo, pues me declaro el defensor de los derechos hedonistas de la humanidad. Viviré buscando mi equilibrio, desarrollándome como profesional, creciendo como persona, aprendiendo cada día a ser un mejor hijo, amando y dejándome amar por Marmota, haciéndole saber a mis amigos que cuentan conmigo y teniendo la certeza de que cuento con ellos. Dicen las sagradas escrituras que todo tiene su hora y su momento, pues bien ese es uno de los preceptos de mi vida, dedicarle a todo su tiempo, ni más ni menos.

Aprovecharé cada instante los consejos de mis padres y abuelo, disfrutaré cada caricia y cada palabra de Marmota, creceré con cada abrazo y sonrisa de mis niños, aprenderé y enseñaré a mis amigos, haré mi trabajo lo mejor que puedo, saciaré mi sed de conocimiento y colmaré mi copa de la vida con todos los momentos felices que procuraré vivir.

7 comentarios:

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
Un post "al desnudo" como diria yo en mi espacio. Una forma positiva y amable de ver la vida. Inmersa en tus letras me identico con ese valor especial que le das a cada actividad, vives mirando hacia adelente y, eso es valioso.

Besitos amistosos desde Medellin, Colombia!

Aran dijo...

yo tambien intento encontrar ese equilibrio

NEOCUB dijo...

Al igual que tu siempre he tratado de ser bueno en lo que hago, no dejar las cosas para último momento. Sin embargo admito que me he dejado ganar un poco por la mediocridad, la pereza y con obvias consecuencias. No he sido nunca muy apegado a mi familia, pero ellos siempre van a tener la prioridad en todo, al igual que mi pareja. Mis obligaciones laborales ocupan un segundo lugar, y dejo en tercero lo demás (aunque esto puede variar según la urgencia).
Creo que parece dificil tenerlo todo .. salud, dinero y amor al mismo tiempo, pero hay que darle su espacio de importancia a cada uno; y asi como dices, encontrar el equilibrio.
Saludos

semental dijo...

sabes yo fui una persona q lo dejaba todo para despues,hasta q un dia ya no hubo despues.y he aprendido q es cierto eso de "no dejes para mañana lo q puedes hacer hoy"
por otra parte siempre he sido muy pelion al exigiir q se respete mi tiempo fuera del trabajo.

Bluemoon dijo...

Muy bella filosofía de vida. Ésta es como en un árbol con múltiples ramas en la que contínuamente haces elecciones. No importa el camino que tomes, lo importante es que en cada momento hagas la elección correcta para llegar a esa copa que todos ansiamos y una vez allí, sentirte satisfecho con el camino elegido.
Un saludo y felicidades por el blog

Roshadailys dijo...

hola me llama roshadailys muy interesante lo que escribio y lo voy a utilizar para un trabajo de la universidad, se va s colocar con su autoria y de la pagina donde lo encontre...de verdad su escrito me ayudo mucho tanto en lo personal como para ese trabajo que se me fue asignado en la universidad soy de guarico, muy cordialmente me despido y le dejo mi correo roshadailys@hotmail.com me tuve que inscribir en esta pagina para poder dejarle mi comentario.bay

merche nieto mateo dijo...

Es curioso, buscando imágenes para una tarjeta termino en un blog,te doy la enhorabuena porque tienes una escala de valores que si fuera como un virus el mundo seria feliz