31 ene. 2008

My Endless Love

Soy un romántico empedernido. Desde que me regalaron mi primer radio reproductor con FM, allá a finales del siglo pasado sentí una especial predilección por la música romántica, por esas canciones que le cantan al amor.

Hay grandes temas inspirados por este sentimiento que es fruto del encuentro de dos almas. Tengo en mi computadora del trabajo una infinidad de baladas en inglés y español, que si las pongo todas paso todo el día sin cambiar de música.

Cuando me regalaron mi primer TV a colores para mi habitación, me sentí muy feliz. Por aquel entonces entrando ya en mi adolescencia sufría de unos terribles ataques de insomnio que buscaba aliviar viendo tv hasta altas horas de la madrugada. Vi grandes películas y programas muy interesantes.

Una de esas madrugadas, anunciaban una película que darían en pocos instantes, y la melodía de fondo logró seducirme. La película en cuestión es "Endless Love" con Brook Shields y Martin Hewitt dirigida nada más y nada menos que por Franco Zefirelli. La banda sonora es la famosísima y romantiquísima canción de Lionell Richie y Diana Ross "My endless love". Desde que la escuché se convirtió en una de mis canciones favoritas y por supuesto la película es una de mis favoritas.

Aunque es un amor adolescente, pues en los distintos personajes se pueden ejemplificar las diferentes etapas y formas de amar.

Recuerdo lo que lucharon por poderse amar. La forma en que poco a poco fuerona cercándose. La escena de la fiesta en la casa de Jade (Brook Shields), ella en los brazos de su padre y él en la baranda de la escalera observándola. La forma en que él la mira cuando ella se acerca a la escalera y ese abrazo en el que se dicen todo lo que las palabras no pueden contener. Los padres de Jade son muy liberales, y la madre es un hermoso personaje representado por Shirley Knight. La relación con su esposo pasa por mcuhas crisis y ella sigue creyendo en el amor y apoyando a su hija y David (Martin Hewitt).

Hay una escena en particular, la más hermosa de todas en la que después de la fiesta él se queda a dormir en la sala. ÉL está allí, frente a la chimenea esperando que ella baje (cuando ya todos se han dormido) y cuando la ve descender por la escalera su pecho comienza a latir con más fuerza y a respirar acelerado. La emoción de ese encuentro la supieron actuar muy bien. Es allí dónde se entregan de una forma total el uno al otro, de una forma tan tierna, amorosa e inocente que la covnierte en un momento inolvidable para quienes la hemos visto. Lo más impactante es cuando la mamá de Jade baja la escalera y los descubre. En ese momento pensé que se armaría un escándalo, pero la señora se enternece de una manera tan especial, los oberva abstraída por un momento y sube de nuevo sin hacer ningún ruido. Supongo que le alegra que su hija tenga lo que ella ya ha perdido, esa pasión juvenil, ese amor romántico que corre a bsucar en brazos de su esposo luego de lo que vio en la chimenea.

La pelicula no tiene un final feliz. Si bien en un priemr momento los padres y la familia de Jade apoyaba esta relación entre adolescentes, se convierte en un problema cuando la joven deja de dormir por trastornos del sueño. El padre de Jade los quiere separar, el hermano de ella apoya esa opción y los alejan, lo que enloquece al pobre David al punto de que, aconsejado por un amigo, va a quemar la casa de Jade para luego hacerse el héroe, lo que le vale un tiempo en un centro de reclusión psiquiátrica.

El destino se seguirá encargando de juagrles malas pasadas, y el obsesionado y atormentado David termina separado definitivamente de su bella Jade.

Es una hermosa película, con mcjuha tela que cortar en todos los temas que aborda, desde el amor hasta la obsesión.

Hoy, se me ocurrió comaprtir esta canción que me gusta tanto y buscando algún video en xtube me encontré con este que contiene escenas de la película, afortunadamente las más hermosas y románticas, las que prefiero recordar.

Tomando como excusa este post, me aventuraré a realizar una encuesta entre quienes me visitan. Si tienes tiempo me gustaría que dejaras tu voto.



4 comentarios:

ActualidadG dijo...

hola que tal saludos de actualidadg ya te agregue a mi blogrooll y muchas gracias por tu comentario bye !

Dani dijo...

Mis dos escenas favoritas en cuanto a romanticismo son: en primerísimo lugar, la escena del Come what may de Moulin Rouge, auténtica catarsis del amor absoluto y apasionado. Siempre lloro al ver esa escena. La segunda es mucho más poética y relajada, pero no por ello menos emocionante: en la película Largo domingo de noviazgo, en la escena final en que Audrey Tatou se reencuentra con Maneq. Es una escena narrada tan poética a nivel de actuación, fotografía y música que es imposible no emocionarse.

Lascivus dijo...

Hola Gustavo, mis escenas romáticas favoritas son:
-El final de Notting Hill, cuando ambos están sentados en el banco del jardín...
-La escena final de 'Cinema Paraiso', aunque el protagonista esté solo en la sala de proyección, esa parte me parece hermosísima y siempre me hace llorar como un condenado.
-Las escenas de amor silente de el Coronel en "Sensatez y Sencibilidad"...

...Qué bonits entrada, me has dejado con una sensación de lo más rica...

semental dijo...

conocia la cancion,hermosa, pero no sabia de la pelicula.

um abrazo.