10 ene. 2008

Una de las salidas que Marmota y yo más disfrutamos es ir al cine. Nos gusta el séptimo arte, disfrutamos sentarnos en una butaca y dejarnos absorber por la historia que cuentan las imágenes reflejadas en la pantalla.

En esta oportunidad, quiero comentar mis impresiones sobre 3 de las películas que vimos durante las vacaciones decembrinas, y que aún están en cartelera.




HAIRSPRAY es una de las películas que llevábamos tiempo esperando se estrenara en la cartelera nacional. Me causaba mucha expectativa la actuación de John Travolta como una ama de casa algo pasada de peso.



La historia está muy bien contada, y para quienes disfrutamos de los musicales, pues tiene una banda sonora muy buena. En especial me gustó la canción que la niña protagonista canta al principio de camino a la escuela.


Michelle Pfeiffer interpreta a una villana seductora realmente increible, con un peinado, maquillaje y vestuario sencillamente regio, y haciendo alarde de toda su belleza y talento. Desde Gatúbela no veía ese derroche de sensualidad en pantalla de esta rubia de ojos grandes y expresivos.




Los segmentos de música negra fueron muy buenos, aunque no supieron aprovechar el talento de Queen Latifah, quien tuvo un personaje sin importancia y del cual puede prescindir la historia. Aparte, su actuación estuvo algo floja y desmotivada.



Aunque es un poco rosa y predecible me gustó. Valores como la familia, la solidaridad, la fortaleza para luchar por alcanzar lo que queremos y el amor sincero y desinteresado





La caracterización de Travolta realmente me dejó satisfecho, aunque fueron mejor los momentos en que cantaba y bailaba que cuando actuaba. Mención especial para la escena romántica de reconciliación con Cristopher Walken, quién interpreta a un tierno esposo, de nobles sentimientos y muy enamorado de su esposa. También fue muy buena la escena cuando ambas gorditas van a la tienda y salen cantando y bailando por las calles, con una "Edna" completamente transformada. Pero, la verdaderamente buena es la debutante, la gordita protagonista. Su actuación fue muy buena, una cara expresiva, muy bonita, con gracia, simpática, no pudieron haber hecho mejor elección para ese personaje.




Tiene romance, comedia y drama mezclado. Como ya es mi costumbre pues no pude evitar derramar mis lagrimitas cuando las emociones se hacían presente. Es que hubo escenas muy conmovedoras.






BEE MOVIE, es esa película que en un principio no quería ver y después de disfrutarla creo que la vería un par de veces más.




Cuenta con personajes perfectamente delineados, una historia coherente, con grandes escenas.




Una de mis escenas favoritas, cuando la muchacha le salva la vida a Barry, y luego este decide darle las gracias. Las abejas tienen la prohibición de hablar con los humanos, sin embargo él quiere agradecerle lo que hizo. Entra aquí, entonces, en un conflicto entre lo que dictan las normas y lo que le dice su corazón. Decide entonces hablarle a la chica para agradecerle salvar su vida y ahi comienza la relación de amistad, y amor platónico, entre estos dos personajes.




EL deber ser entra de nuevo en disputa con el querer hacer. Los sueños de una abeja que quiere ser diferente y conocer el mundo antes de confinarse para siempre en un trabajo rutinario con un techo preestablecido desde un principio.


El colmo es que lloré a chorros con esta cinta animada. Marmota volteaba cada vez que mi nariz sonaba diciéndo entre risas y con una voz tierna: "Ya estás llorando". Es que bueno,no puedo evitarlo, soy un ser emocional...bueno está bien, no emocional sino sensible...bueno está bien no sensible, un llorón.


Esta es una buena película, que te deja un buen sabor de boca y de la que se tiene mucha tela que cortar. La disfruté de principio a fin. Un final realmente conmovedor. Diálogos profundos, bien hechos que te llevan a reflexionar. En fin, un film dónde el sentido de la vida, los sueños y los límites de lo que debemos hacer para alcanzarlos son los principales ingredientes de esta película de abejas. La participación especial de un famoso oso amarillo con su cerdito color rosa fue desternillante para Marmota y para mí.



LA MUJER DE MIS PESADILLAS, una comedia ligera, divertida. No es la gran merecedora de un Oscar, pero a mí me gustó. Me divertí..y sí antes de que lo piensen se me escaparon algunas lagrimitas en una que otra escena dramática.
Es una historia sencilla, sin grandes complicaciones. Un hombre desesperado por casarse encuentra a una mujer y sin mayores profundidades se casa con ella. La aparentemente encoantadora y perfecta mujer con quien se casa, durante el viaje de luna de miel resulta ser inestable, alocada, y hasta insoportable. Con escenas divertidas y cómicas, es una película para ver un domingo en la tarde, pero no sé, es de esas que aunque sabes que son malas te gustan. Bueno supongo que a más de uno le habrá pasado algo así.....espero.
Aún me quedan algunas películas por ver, espero tener tiempo antes que salgan de cartelera.

3 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Cine..., cine..., cine.

Me suena esa palabra.

Salir de cine con tu pareja? Eso no lo hacemos desde que se estrenó Metropolis allá por el 1926. cuando se trabaja en un hospital, perdón, un aeropuerto salir de cine con tu pareja es casi imposible.

Y cuando tu jefe es tu pareja..., mucho peor.

Todo lo mejor para ti.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

COMENTARIO PARA BORRAR:

Podrías escribirme un e-mail. En febrero o/y marzo pienso ir a Venezuela y me gustaría conocerte.

silmariat@yahoo.es


Ya todo depende de ti, compartir una copa, un rato con iguales es una delicia. Con Jogreg ya he repetido dos veces y las que faltan.

Todo lo mejor para ti.

Dani dijo...

Qué casualidad, resulta que Hairspray la vi en Septiembre, fecha de su estreno en España, y desde entonces estoy enganchadísimo a ella, tanto al DVD como a su impresionante Banda sonora. Adoro una película que pese a predecible y ñoña despierte un positivismo tan exageradamente bueno y te den ganas de salir a la calle y gritar ¡Qué bonito es el mundo! como hace Tracey al principio de la película en la sublime Good morning Baltimore. No comparto la misma opinión de Bee Movie, que tiene un humor demasiado peculiar. Le doy un aprobado raspado, porque tiene muy buenas intenciones, pero... ¿has visto Ratatouille?. Le da mil vueltas en todo...

You can't stop the beat!!