15 feb. 2008

Una de comida japonesa



Anoche, Marmota y yo decidimos salir a cenar. Una de nuestras comidas favoritas es el Sushi, por lo que nos fuimos a un establecimiento de esta adictiva comida japonesa a pasar un rato agradable.




En medio de la conversación, y como uno se pone de ocioso, pues nos surgieron varias preguntas. Uno de mis primeros pensamientos fue "voy a escribir sobre sushi en mi blog". Ahora me pregunto cuál sería la utilidad de hacerlo. Imagino que sobre sushi debe haber miles, millones de páginas, libros, revistas y quizás hasta algún juego de video (porque unos dibujos animados lo tienen también como personaje).




Estábamos inmersos, pues, en un trance día de San Valentín y viendo los rolls que nos habían servido se nos ocurrió cuestionarnos ¿qué tan occidentalizada está lo que nos venden como comida japonesa? A lo que yo añadía ¿en Japón lo comerán así de verdad?




Pedimos una ración que se llama Fuji roll, con una cubierta (muy generosa por cierto) de camarones muy ricos. La cuestión era saber si eso existe en todo el mundo. Pues, Marmota me comentó que en los países dónde ha viajado no se ven cadenas de comida rápida de este tipo como las que hay aquí en Venezuela sino restaurantes como tal.




Era una de las personas que afirmaba jamás porbaría el sushi. Nada más de pensar la sensación del pescado crudo en la boca me daba "cosa". Escuchaba a la gente enloquecida con esta comida, amigas confesándose adictas a estos sabores asiáticos (?), gente que agradecía a Dios por el sushi, casi que proponen a su creador para el premio Nobel. En fin que poco a poco fue picándome el gusanito de la curiosidad por probar esto, pero me surgían muchas dudas y la principal de ellas era "¿y si no me gusta?"




A Marmota le sugerí en varias ocasiones que fuésemos a comerlo, pero él ya lo había probado en alguna oportunidad y pues me decía que no me iba a gustar. Uno de esos días, cuando uno está en un aeropuerto, sin nada más que hacer que esperar la hora de salida de tu vuelo, una amiga me convenció de ir a cenar. Así lo hicimos, entre todas las opciones ella comentó que le provocaba sushi, y como era muy conocedora del tema pues me dejé guiar por sus orientaciones y, señores, lo probé.




La primera sensación fue horrible. Esos sabores extraños en mi boca. Para colmo, no me gustaba la salsa de soja. Así que comí esa vez, luego repetí. Y hoy por hoy ya he probado de todo un poco. Me gusta tanto que al menos una vez por semana voy con Marmota a comerlo. He probado de todo: rolls, nigiri, wakame, misoshiru, croquetas. En fin, todas las opciones que nos ofrecen en estas latitudes del mundo.




Hoy, buscando información en internet conseguí varias cosas que desconocía, como por ejemplo que el wasabi (la masita verde que pica) se diluye en la salsa de soja para untarla o que éste mismo sirve para matar los gérmenes del pescado. Lo probaré la próxima vez que vaya.




Otra de mis sorpresas fue que a pesar de la mala motricidad fina que tengo, pues, pude dominar muy rápido el arte de comer con los palitos. Desde la primera vez los agarré como si toda la vida los hubiese usado. Luego me vine a enterar que había unos especiales con ligas para quienes no saben usarlos. Menos mal que lo supe tarde, si no aún estuviese pidiendo las liguitas.




Para nosotros (Marmota y yo) es un placer disfrutar de este casi ritual de cenas japonesas. Nos divertimos mucho cuando peleamos por la última croqueta, o cuando empezamos a negociar las cosas que nos quedan por comer tratando de cambiarlas por lo que nos gusta y sabemos que le corresponde al otro (cuando pedimos platos mixtos para compartir). En fin, comer sushi se ha convertido en una de las actividades que disfrutamos como pareja. Muchas cosas lindas nos hemos dicho con una bandejita de rolls de por medio.




3 comentarios:

khayo dijo...

viva el sushi!

pasa por maracay y come en KoKay sushi bar!

son demasiados unos glaciados, otros en ensaladas, otros en forma de arcoiris....

salusos!

definitivo el sushi todo un palcer....!..

A. dijo...

Que rico el sushi, hoy lo hemos comido en casa, casero, para ser sinceros, no del todo, veden unas cajas que llevan todolo necesario para hacerte las tiras que luego se va partiendo en trozos. También hemos comido nudles, como fideos super enrrollados con sabores picantes. También se venden precocinados, tú añades el agua hirbiendo y todo los necesario que viene en paquetitos. Una verdadera delicia la comida japones y también la vietnamita, llena de verduras de todo tipo.

hectortoscano dijo...

hoy justo cene sushi, pedimos por telefono porque yo estába un poquito cansadito para salir, ja
yo lo como con mucho wasabi me encanta sentir ese picor ji
y me encanta comer con un buen vino blanco frio o vino rosado, hoy lo tomamos con un vino torrontes salteño que es muy rico.
y ahora mientras veo un poco internet me bajé una caja de chocolates, mi debilidad superior!!!los chocolates, si son amargos mejor.

un beso y abrazo grande para los dos