22 feb. 2008

Actitud y Felicidad

Desde el momento de nuestro nacimiento, todos tenemos una misión para cumplir. Vinimos a este mundo para "algo" en particular. Aunque no creo en el destino y en que somos actores con un guión de vida preescrito por alguién más, si estoy convencido de que nada en la vida es casual, de que todo sucede por alguna razón y de que nacimos para aprender algo y para dejar una marca en la humanidad. Estamos aquí para realizarnos, para lograr grandes cosas, para vivir plenamente, en pocas palabras, nuestra misión en la tierra es "ser felices"

La felicidad es algo que nos corresponde por derecho propio, pero no es un regalo que nos venga del cielo. Cada uno de nosotros, como autor de nuestro destino tenemos la potestad de dibujar la vida y de ponerle los colores que más nos gusten. No podemos quedarnos sentados esperando a que la lluvia nos baje del cielo la tan anhelada felicidad, es un regalo que debemos cultivar cada día, con nuestras obras.

"La auténtica felicidad", ese magnífico libro de Martin Seligman, es un compendio de consejos útiles con los que nos revela el secreto de la felicidad. Al abrir esta arca milenaria, descubrimos que todo se resume en "Actitud".

El mundo es como nosotros decidimos verlo. Muchos dicen que somos lo que hacemos, pero verdaderamente somos lo que pensamos. Son nuestros pensamientos los que determinan nuestras acciones, ya lo decía en el post sobre el optimismo. Somos seres movidos por acciones que son desencadenadas por emociones y por las interpretaciones que hacemos sobre las personas y los acontecimientos.

Seligman, nos dice que la forma de pensar sobre nuestro pasado,presente y futuro determina cuán felices podemos ser. El secreto está en cómo nos enfrentamos a cada acontecimiento de la vida, en cómo lo interpretamos y cómo aprovechamos nuestrso recursos personales para prepararnos a enfrentar futuras experiencias.

En este momento, quiero hacer especial énfasis en el tema de la "Actitud", en nuestro poder de influencia y en cómo logramos lo que queremos.

Hace poco leía una historia sobre dos semillas que fueron lanzados a la tierra. Una de ellas estaba feliz pues decía que quería tener unas raíces bien profundas y pensaba que con su fuerza podía romper la tierra que la cubría para brotar y exponer sus ramas al sol. Se decía a sí misma cuánto podía crecer y cuán maravillosos serían sus frutos y la sombra que podría cobijar a tantas personas.

La otra semilla, por su parte, pensaba en lo inseguro del mundo, estaba temerosa de que después de esfrozarse tanto por surgir hasta la superficie de la tierra algún niño arrancara de raíz sus brotes, se imaginaba muriendo ante la intemperie y decidió quedar en un rincón esperando que losriesgos pasaran.

El destino de estas semillas fue muy distinto,la primera se convirtió en un gran árbol, mientras que la segunda, la que decidió quedarse en un rincón a esperar fue comida por un ave.

La confianza que tenemos en nosotros mismos es determinante para el logro de grandes cosas. Pero, para confiar hay que conocer, o ¿alguien confiaría su tesoro más preciado a un desconocido?. A este respecto, Seligman subraya la importancia del autoconocimiento, del tener claridad en cuáles son nuestras fortalezas y capacidades. Y este es el principio del éxito y la felicidad, conocerse uno mismo. Teniendo claridad en qué sabemos hacer mejor, conociendo nuestros límites y nuestras oportunidades de desarrollo podremos orientarnos hacia el mejor camino para nosotros.

El tan mencionado "pensamiento positivo" vuelve a la palestra con Seligman, esta vez desde un punto de vista científico y realista. Muchas veces, basados en experiencias previas o ajenas, nos hacemos una historia mental de lo que pasará y reaccionamos sobre la base de nuestras creencias y mapas mentales. ¿recuerdan el chiste del señor que se le espicha un caucho (se le poncha una llanta, se le queda sin aire un neumático) y descubre que no tiene el gato en la maleta de su carro? Este señor al darse cuenta que no tiene la herramienta necesaria ve la casa más cercana y decide pedir prestado al propietario su gato. Pero, comienza a pensar "no me lo va a prestar" "me va a decir que me vaya a molestar a otro sitio" "seguramente me dirá que no"...y así va imaginando toda una conversación mientras se acerca a la puerta a tocar el timbre, y cuando el dueño abre la puerta el hombre le dice "¿Sabe qué?, métase el gato por el.........."


¿Cuántas veces no nos ha pasado algo similar? ¿cuántas veces no nos hemos alejado de lo que queremos pensando que no lo vamos a obtener? ¿cuántas veces no hemos dejado de acercarnos a esa persona que nos gusta tanto porque pensamos que nos mandará a freir espárragos porque no le gustamos?¿cuántos de nuestros miedos tienen una base real?


Viviremos de la forma que decidamos vivir, y lo que nos pase será consecuencia de nuestra forma de pensar. Mucho más allá de lo esoterico y desconocido existe la PNL (programación neurolinguística).

¿Cuándo nos va mejor?¿cuando nos levantamos seguros que nos comeremos el mundo o cuando decimos que este será un mal día?

Debemos recordar, todos los días, que seremos más felices en la medida que busquemos causas permanentes para lo positivo y causas ubicuas o circunstanciales para lo negativo.

Steven Covey, escribió en su libro "Los 7 hábitos para la gente altamente efectva" algo que marcó mi vida para siempre, sobre todo porque cuando lo aplico obtengo resultados realmente sorprendentes. Él habla de lo que son el círculo de influencia y el círculo de preocupación. El primero incluye todos aquellos acontecimientos sobre los cuales tenemos inherencia y podemos intervenir, el segundo se refiere a todo lo que ocurre sobre lo cual no tenemos nínguna potestad y evitarlos está totalmente fuera de nuestro alcance. Lo que debemos hacer es ampliar nuestro círculo de influencia y reducir nuestro círculo de preocupación.

En definitiva, la forma cómo vemos y nos enfrentamos a los acontecimientos nos acerca o nos aleja de los resultados que esperamos. Esto lo vemos claramente ejemplificado en los primeros minutos de la fabulosa película "Hairspray", cuando la niña protagonista "Nikki Blonski" interpreta el tema "Good Morning Baltimore". Esa es precisamente la mejor manera para iniciar un día. Su actitud es realmente positiva, la confianza que manifiesta, la seguridad en sí misma, las afirmaciones positivas que contiene ese tema son dignas de imitar.

Luego de tomar su mochila, revisar su peinado y tomar todo lo que necesita, ¿qué hace?. Cuando vimos la película ¿nos dimos cuenta de cómo sale a la calle? Me encanta la actitud triunfadora con la que sale esta niña de casa, se para en la puerta, abre los brazos al cielo y canta "Good Morning Baltimore" con una enorme sonrisa. Camina por las calles segura de sí misma, alegre, haciendo afirmaciones como "Don't hold me back cause today all my dreams will come true". Muchos necesitamos eso precisamente, creer que podremos lograr todos nuestros sueños y anhelos es el paso que más nos acerca a ellos.




"My mom tells me no but my feet tell me go" Siempre habrá alguien que no crea en nosotros, siempre habrá algún pesimista intentando hacernos desistir de nuestra lucha. Pero, en el fondo, debemos hacerle caso a esa voz interna que nos dice "Dale que tú puedes" o en perfecto criollo "Púyalo que va en bajada". Dale, atrévete, sueña y esfuérzate por hacer de cada sueño una hermosa realidad.

Los problemas no nos deben detener. ¿Qué hace Nikki cuando la deja el bus escolar? ¿Se sienta a llorar? ¿Se recrimina lo descuidada y torpe que fue al no llegar a tiempo y perderlo?¿Se devuelve a su casa frustrada? No, para nada. Ella mira alrededor buscando otras oportunidades. Cuando una puerta se cierra, se abren muchas ventanas, dicen por allí. Esto es lo que hizo Nikki, miró alrededor buscando una ventana abierta. Este pequeño obstáculo no la amilanó, no la hizo perder el entusiasmo con el cual comenzó su día. Al contrario, llega triunfante y feliz sobre un camión de basura. ¡Qué simbólico esto! ¡cuántas interpretaciones podemos hacer de este hecho! ¡Cuánto tenemos por aprender de Nikki!

Dice Juanes que "La vida es un ratico", en nuestra actitud está hacer que ese ratico valga la pena. Decía Teresa de Cálcuta "cuando naciste todos sonreían y sólo tú llorabas, vive de tal manera que cuando mueras todos lloren y sólo tú sonrias"

15 comentarios:

semental dijo...

excelente,maravilloso post,"una vida particularmente dificil no es un castigo,es una oportunidad!,no se porque la gente se empeña en ser infeliz,parece que se leyeran y siguieran un manual de infelicidad.y encima sacan buena nota.
estoy dejando atras una "dificil" experiencia,las lecciiones aprendidas son muchas entre ellas el saber que la vida es un regalo,un hemoso sueño que hacemos realidad.

todavia me falta,pero voy por buen camino y la leccion mas importante es que soy feliz!

un abrazo profundo y alegre.

EL JOKER dijo...

Ven...

Por que no tengo un man con tu forma de pensar como marido???

GENIAL!!!!!!!!Gustavo, la sacaste del estadio como decimos en Colombia, que post tan cierto y maravilloso!!!

Creo que era lo que necesitaba leer... eres un sol... te quedó genial esta publicacion.

Un Abrazo desde la lluviosa Bogotá

------LuCa-----> dijo...

buen post... gracias por la visita...

E.a. dijo...

al fin todo depende de la actitud con que enfrentemos los retos del dia a dia...

Anαβ dijo...

La verdad que no s'e si tenemos un cometido en esta vida. Pero lo que s'i tenemos es derecho a ser feliz, yo quiero cumplirlo. Espero que t'u tambi'en. Besos

Dani dijo...

Es uno de los mejores post que te he visto escribir, Gustavo, lleno de reflexiones sinceras, realistas y, como bien apuntas, con una actitud abrumadoramente positiva. Enhorabuena. Todos deberíamos tener una Nikki Blonsky dentro.

The Pink Panter dijo...

Esta entrada esta genial... de verdad q muchas veces nos dejamos deprimir por muchas cosas que no valen la pena y perdemos oportunidades mucho mejores por seguir pensando en ellas...

Tok aprenderse la cancion de la niña y leventarse cada mañana a cantar: "Good Morning Bogota" y haber si tambien me funciona una q diga " Good morning Transmilenio" y lo dejo de detestar un poko...=)

Sandum dijo...

Eres de verdad o un hombre soñado? Que lindo y cierto todo lo que has escrito... Es genial tu manera de pensar y plasmarla en tus textos ¡Felicitaciones!

Green dijo...

Bueno, creo que es muy cierto lo que dices, la vida se trata de aprovechar al máximo cada momento aunque no siempre sea lo que esperamos...pero de eso se trata, si todo fuera hecho a nuestro gusto pues todo sería muy aburrido, por eso los colores, esa ilusión tal ves que nos hace encontrar distintas atracciones, a pesar de ser el mismo animal racional...gracias por tu visita...estamos en contacto...

Jess dijo...

Hola! me dejaste sin palabras, encima leo tu post en un momento en el que un si o un no en mi vida, pueden cambiar mi destino. Interesante post. Besos

Dark Angel dijo...

hace días no leía algo tan alentador....
hay ocaciones en que el pasado se toma mucho tiempo para irse y el futuro tarda demasiado en llegar... es entonces cuando me doy cuenta de que se me pasa el tiempo sin siquiera intentar ser feliz....
la ultima frase me fascinó... ya quedó grabada en mi cerebro y te aseguro, es indeleble.
Besitos desde mi lejana galaxia donde fue un honor haber llegado hoy, aqui.

nickjoel dijo...

muy buen analisis, de que somos, como somos, que queremos... la verdad si siento que tenemos un cometido, una meta de vida, y lo importante es saber que a pesar de lo malo, siempre habra algo positivo que resaltar...

Gwathadan dijo...

Hola,

Ante todo, gracias por visitar mi blog y haber dejado tu contribución. ¡Eres muy bienvenido! Espero que vuelvas con frecuencia.

Respecto al tema de tu post, estoy totalmente de acuerdo. Sólo que a veces es muy difícil cambiar la actitud. Parece que muchas veces es algo que nos viene dado, es como si hubiera personas que son de nacimiento propensas a tener una actitud positiva y otras, todo lo contrario. Tengo la suerte de ser del primer grupo... Pese a lo cual, me parece que sí que podemos ir modificando poco a poco nuestra actitud. Y posts como el tuyo son una buena herramienta para pararnos a pensar y mejorar nuestras actitudes. ¡Gracias y enhorabuena!

Un abrazo desde España :-)

La Conny dijo...

Me gusto tu post, creo que en eso pensamos muy similar, yo no creo en la casualidad pero si en la causalidad.


saludos!!

Nohelia Lezama dijo...

Hola 1 era vez que te visito. Demasiado bueno este post, lo califico con un 20... me sentí muy identificada con el, ya que igual q el tipo que fue a pedir el gato, así a veces actuo yo y por pena o por pesimista, pensando en lo que me puedan decir no logro algunas cosas... o a veces cuando logro mi propósito me siento triunfadora,me pongo a pensar y digo, como muchas veces dejamos perder el sentirnos así.. y lo q hacemos es ofendernos, creo que es algo psicológico que muchos debemos cambiar y tomar muy en cuenta...

Se que el destino no está escrito.. sino que uno mismo crea su propio destino ya que Dios nos hizo libres para vivir la vida como mejor nos plazca...

Suerte y gracias por la enseñanza..