11 ene. 2010

Cosas que me pasan...en un fin de semana!!!


Viernes, 6:45 p.m

Estoy con Marmota en un Centro Comercial de la ciudad dispuestos a encontrarnos con Suricato. Ella compraba unos regalos para nosotros y no nos quedaba otra que vitrinear para hacer tiempo y encontrarnos. Entre vitrina y vitrina mi estómago comenzó a hacer ruidos extraños y a moverse de forma intermitente. Tuve que salir corriendo a buscar un baño, y cuando ya era demasiado tarde me dí cuenta que no había papel higiénico (Oh, y ahora ¿quién podrá ayudarme?). Le mandé un mensaje de texto a Marmota para que corriera en mi auxilio. Pero, él ya se había encontrado con Suricato y demoraba en llegar. Me llamaba insistentemente para preguntarme en cuál baño estaba, porque no me conseguía. Se los recorrió todos.


Sábado, 1:30 p.m

Estoy en el gimnasio, recién salgo de la ducha y me dispongo a vestirme cuando ¡Oh Oh! se me olvidó meter ropa interior en el bolso. ¿Qué hago ahora?...Bueno me tocó estar rueda libre hasta llegar al centro comercial que estpa cerca del gym y meterme en una tienda a comprar uno, buscar un baño que tuviera puerta completa hasta abajo para cambiarme y darle a mi intimidad una forma más confortable de caminar debajo de un blue jean.


Sábado, 1:55 p.m

Mientras salía del gimnasio y buscaba la mejor forma de solucionar mi problema de "underwear", decidí llamar a Marmota para definir dónde nos encontraríamos, pero mi celular prepago se quedó sin saldo para llamar. lo peor de todo es que no conseguía tarjetas telefónicas para recargarlo.


Sábado, 5:00 p.m

Marmota y yo estábamos en la sala de cine soportando una mala película (asesino en casa, ni se les ocurra ir a verla) La sala estaba medio vacía y delante de nosotros no había nadie, así que decidí ponerme cómo y colocar mi pie en el brazo del asiento de adelante. Hasta allí todo estaba bien. Pero, ¿si les digo que el pie se me quedó atorado y no lo podía sacar me creerían? intenté de todo y nada. Marmota empezá a forcejear para ayudarme a sacarlo y yo solamente me reía y reía de una forma descontrolada.


¿Ven todo lo que puede pasarme en apenas 24 horas? ¿Ven por qué Marmota me puso hace tanto tiempo el apodo de Lucy?

1 comentario:

Carolina Díaz dijo...

Jajajajajaja que fin de semana.!
Sonrie mañana sera peor...