19 jul. 2009


La motivación puede tener tres direcciones, según algunos conocedores y expertos en el tema, hacia el logro, hacia el poder o hacia la filiación. Cuando se conjuga la motivación al poder con la ambición desmedida puede ser una mezcla muy peligrosa, porque la persona pierde el completo sentido de las cosas y se ajusta a aquel viejo dicho de que "el fin justifica los medios", lo que le impulsa a hacer cualquier cosa por alcanzar lo que quiere.


Muchas personas consideran que tener un poco de ambición es una virtud, yo no coincido con ese punto de vista. La ambición, sea poca o mucha no puede ser buen pues es definida por el diccionario de la real academia de la lengua española como: "Deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama". Esto implica actuar en forma desmedida y hacer todo lo que podamos por alcanzar eso que queremos. Muy distinto es tener motivación al logro, querer trascender o estar motivado por alcanzar grandes metas.


La ambición y las ansias de poder pueden llegar a destruirnos. Peor aún si a esta fórmula le añadimos envidia, rencor, deseos de venganza y un deseo ilimitado por ser el centro de atención en todo momento.


Tal es el caso de Ana Bolena, Reina de Inglaterra, esposa de Enrique VIII y madre de Elizabeth, The Queen. La rivalidad entre hermanas, las ansias de tener todo el poder, ese afán de tener a sus pies al hombre más importante de Inglaterra y su caída son muy bien plasmadas en la película "La Otra Mujer del Rey" traducción que le dieron acá a "The Other Boleyn Girl " Como fue su título en Inglés. Esta película la disfruté anoche con Marmota en el marco del "festival de cine independiente de U.S.A". Me la había recomendado una compañera de clases y como desde que vi la película de "Elizabeth, la edad de oro" me comenzó a interesar todo este tema de la monarquía inglesa, pues acudí con Marmota a la sala de cine.


La verdad es que es excelente. El elenco está conformado por Natalie Portman (Ana Bolena), Scarlett Johansson (María Bolena), Eric Bana (rey Enrique VIII). María llega a ser la amante del Rey, u surge entre ellos una química muy especial. Ana, envidiosa pues ella era la elegida inicial para ocupar este rol llena de envidia y rivalidad logra convertirse en la reina de Inglaterra, dominando al Rey y haciéndole hasta separarse de la Iglesia Católica.


Las actuaciones son excelentes. A nosotros (Marmota y yo) que la Johansson nunca nos ha gustado mucho pues nos sorprendió bastante su desempeño actoral a lo largo de toda la película. Eric Bana, después de haberlo visto convertirse en una masa verde como Hulk , aquí hace un despliegue de todo su talento.


Aquí vemos como ni los lazos marcados por la sangre logran frenar la ambición desmedida. María Bolena, por su parte nos da toda una cátedra de lo que es la solidaridad familiar, el perdón y la justicia. Luego de todo lo que le hacen, se levanta orgullosa de quien es y sin importar el dolor causado defiende a capa y espada a los suyos.


Definitivamente, este film es una joya no sólo del cine, sino que es motivo propicio para reflexionar sobre nuestras metas y lo que somos capaces de hacer por alcanzarlas. Todos podemos flaquear, el riesgo y la tentación de flaquear y hacer algo en contra de los demás para poder subir un peldaño más en la escalera de buestra meta le puede pasar a cualquiera. Sólo debemos revisar nuestros valores, nuestra conciencia y medir las consecuencias que pueden traer nuestros actos antes de cometerlos. ¿Tiene que morir alguien decapitado para que nos demos cuenta del error que cometemos? ¿No podemos pensar antes de actuar?


Marmota y yo salimos encantados. Yo salí feliz porque mi nivel de cultura general me permitió entender la película, e incluso predecir muchas cosas que pasaron. Él salió satisfecho de ver una buena obra, llena de excelentes actuaciones. Los dos salimos felices por compartirla juntos. Disfrutamos, se me salieron algunas lagrimitas y definitivamente decidimos recomendarla a todos nuestros seres cercanos.


¿Qué aprendizaje me dejó? pues que de nada vale lo que poseas a nivel material si no tienes con quien compartirlo. Que los afectos y la gente son más importantes que cualquier posesión o lujo. Que debemos medir consecuencias de lo que hacemos, que la familia debe estar primero y que nada vale más que tener una conciencia tranquila y saber que cuanto tenemos es porque nos lo merecemos y lo hemos ganado en buena lid. Además, tengo el firme propósito de leer y aprender más sobre historia universal.


Los invito a verla, si aún no la han disfrutado.


2 comentarios:

El Joker dijo...

Gustavo

Con esa recomendación, esperaré a que la pelicula llegue a Colombia para poder apreciarla.

Espero verme UP este fin de semana.

Por que será que me gusta tanto leer lo que escribes?

Abrazos desde la soleada Bogotá

Anαβ dijo...

amen,

un beso de los descuidados de la blogosfera