24 feb. 2009

¿Qué hacer cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Cómo puedo enfrentar las adversidades? ¿Vale la pena luchar por mis ideales? ¿Puedo lograr todo cuanto me proponga? Si queremos reflexionar un poco sobre estas preguntas podemos tomarnos algún tiempo. Ahora, si queremos algo de inspiración para encontrar nuestras propias respuestas a estas y a muchas otras que nos lleven a la acción sólo debemos fijarnos en el hermoso ejemplo de Jamal, un joven de la India que nos demuestra que sólo basta tener ganas para poder hacer nuestros sueños realidad.

Estas, y muchas otras reflexiones son las que nos surgen cuando vemos la historia de este jovencito que desde muy pequeño tuvo que enfrentar adversidades y cuando por fin le llega su momento de suerte, recibe acusaciones y terribles maltratos porque no creen en él. Sin embargo, con paciencia, sinceridad y su indiscutible inteligencia logra convencer a sus detractores de que él tiene la razón.
Este es el argumento principal de la película ganadora en la reciente entrega de los premios Oscar "Slumdog Millonaire". Un joven está a punto de ganarse el máximo premio en la versión India de "¿Quién quiere ser millonario?" pero su origen, edad y nivel educativo hacen que los productores del programa duden de su honestidad y lo mandan con la policía para que descubra cuál es la trampa que tiene y cómo lo hace. Este jovencito, comienza a contar su vida a los policías y así comienza una historia que nos engancha de una manera absoluta, nos pone a sufrir y a reir con Jamal, el principal protagonista de la historia y eterno enamorado de Latika, una niña que se encuentra con él y su hermano y que los acompaña por el resto de sus vidas.
Ayer en la tarde, luego de ver que había sido la ganadora de la tan ansiada estatuilla y que no la habíamos visto, Marmota y yo salimos corriendo a comprar las entradas para disfrutarla y ver los motivos que la hacían merecedora de tal triunfo. Compramos entradas para las 9:00 p.m desde las 2:00 p.m y decidimos esperar todo ese tiempo para garantizar que la podríamos ver. A las 8:00 ya estábamos haciendo cola para entrar a la sala y evitar quedarnos con malos puestos, y efectivamente fuimos los primeros. La sala estaba en su total capacidad y nosotros felices de ser los primeros en entrar y lograr obtener los puestos que más nos gustan.


En fin, comenzó la película y desde ese momento las emociones fueron muchas. La admiración por Jamal niño enfrentándose a las adversidades. Seguirlo admirando de más grandecito cuándo venció grandes tentaciones y luego verlo casi adulto, concursando en un programa de televisión, retando a un animador un tanto "jodido" y enfrentándose a todo con tal de lograr lo que quería.
Es una obra conmovedora y esperanzadora a la vez. Uno sale de la sala reflexionando sobre su vida, sobre el quehacer diario, sobre lo mucho que nos quejamos aunque las cosas son muy fáciles para nosotros. Salimos descubriendo que cada uno de nosotros es un Jamal, que puede conseguir todo lo que quiera, solamente falta saber ver las oportunidades en las dicifultades. Los problemas siempre vienen con su solución, simplemente nos quedamos tanto tiempo viendo lo que nos pasa que no somos capaces de coltear la mirada hacia la salida. Quizás, a veces nos da miedo optar por esa salida porque nos enfrenta a algún temor, algún prejucio o no sabemos qué pasará después, pero, lo cierto es que si podemos salir y aporvechar los aprendizajes que los momentos duros de la vida nos van dejando.
Esta obra, mezcla de drama, acción, comedia y romance nos recuerda la importrancia de nuestros valore personales, de descubrir la fuerza que nos mueve y la dualidad que se debate en nuestro interior entre el bien y el mal.

Las actuaciones son muy buenas, en especial la de Dev Patel, el protagonista de la historia quien logra convencernos de que todo lo que vive su personaje es real. Este joven tiene unos ojos realmente expresivos y lamento que no le hayan dado su nominación, la merecía más que Pen inclusive.

El guión me pareción muy biene elaborado, la fotografía es simplenete hermosa, los diálogos son realmente profundos y con mucha tela que cortar.
es una película que tiene todos los requisitos para ser lo que fue, una ganadora. A Marmota le encantó, salió feli de la sala por haber disfrutado de una película que vale la pena. A mí me dejó muchas enseñanzas y reflexiones, reconozco todas sus bondades pero hay algo que no me hizo el click que espraba. No sé de qué se trata, porque tiene todos los requisitos que necesito para decir que una película me encantó. Aún no logro encontrar si es que siento que algo le faltó op le sobró. No lo sé, es extraño porque la disfruté y me dejó un buen sabor de boca. Quizás son cosas de la edad jajajajajajaja.
Definitivamente es una película que recomiendo ampliamente a quienes quieren disfrutarla. Hay algunas películas que he visto en las últimas semanas y que me falta por comentar acá. En la medida que pueda lo iré haciendo porque entre el trabajo y el postgrado me toman tiempo. En cuanto me adpate nuevamente a los estudios y al ritmo podré seguir trazando todo lo que me provoca.

3 comentarios:

Dani dijo...

A mí Slumdog Millionaire me pareció un cuento de Charles Dickens en versión hindi-moderna, una especie de Oliver Twist contemporaneo con una estética deliciosa y un mensaje precioso.

Me alegro de que te gustara tanto como a mí.

hectortoscano dijo...

la pelicula es genial, y esta filmada de una manera increible, todo el tiempo es un torbellino de sensaciones y sentimientos, y eso esta buenisimo.
de que trata la peli? para mi de algo tan simple y trillado como es el amor, el amor a la vida, a uno mismo, para mi esta peli es una peli de amor de este hermoso siglo.
y discrepo contigo con el oscar a pen, para mi si se lo merecía y me puso super feliz que se lo dieran.
je

besotes a ti y marmota

Darkljah dijo...

No he tenido la oportunidad de verla pero si me llamó la atención sus cortes... Ahora gracias a este post las ganas de verla son mayores...

Saludos...