9 nov. 2008


Martin Seligman en su obra "la auténtica felicidad" nos dice que el agradecimiento es uno de los elementos más importantes para quien quiere ser feliz, pues implica encontrar las cosas buenas que la vida nos ha dado y aporvecharlas al máximo. Camilo Cruz, en su obra sobre la Ley de Atracción también nos recuerda la importancia de agradecer. Wayne Dyer en "El poder de la intención", también insiste en enfocar al agradecimiento como responsable de muchas de las cosas buenas que nos ocurren.


Después de lo especial y mágico que fue mi cumpleaños número 32 el pasado 04 de noviembre, me siento completamente agradecido con la vida y con Dios, al ver todos los regalos, las bendiciones y los frutos que he recibido a lo largo de mi existencia.

Comenzó el día con las esperadas y tan importantes "Mañanitas", canción tradicional mexicana que usa mi mamá como despertador y la canta sentada a mi lado, en mi cama y estremiciéndome con uno de esos abrazos que me hacen sentir tan querido y especial. Así comienza cada cumpleaños, y siempre bendigo la oportunidad de disfrutar de tan mágico regalo.

Un mensaje de voz de Marmota en mi teléfono celular fue junto a las Mañanitas lo primero que recibí. Un enternecedor mensaje con su voz mitad despierto y mitad en brazos de Morfeo me arrancaron las primeras lagrimitas. Su presencia y amor son hermosos y grandes regalos de Dios que agradezco a diario y motivo de orgullo, fuerzas, superación y ganas de vivir para disfrutar al máximo cada momento. Me llevó a cenar, me consintió muchísimo a lo largo del día y me ha sorprendido con un regalo que ni logré imaginarme jamás, pero que me ha encantado enormemente.
Suricato, mi mejor amiga y por quien siento un inmenso amor me consintió muchísimo también. Ella y Marmota me llevaron a cenar y me colmaron de regalos. Billetera, pañuelos de parte de Suricato, quien siempre es súper oportuna y me ha regalado dos de las cosas que más necesitaba.




Una gran bolsa de regalo, color violeta, era lo que traía Marmota en sus manos cuando nos encontramos en el punto de costumbre. Toda la noche duró la intriga, y yo trataba de adivinar lo que estuviese allí dentro. Miles de opciones pasaron por mi cabeza, pero no logré acertar nínguna. Cuando abro el paquete me consigo con una significativa, especial, mágica y simbólica sorpresa. ¡Un Wall-e de peluche! no hallaba qué hacer para no caerle a besos en plena calle. Cualquier cosa que diga se quedará corta ante todas las emociones que despertó en mí su regalo. Para nosotros, aparte que nos encantó la película, reviste ún significado y simbolísmo muy importante este personaje (algún día contaré por qué) así que se imaginarán la gran alegría producida por este detallazo de gran envergadura para este amor que nos hace sentir cada vez más unidos y felices.Sería injusto si no agradeciera también todas las bendiciones que recibí a lo largo del día. Mensajes de texto y llamadas de mis familiares y amigos más queridos que me dieron mucho ánimo, fuerzas y llegaron hasta a conmoverme mucho con sus buenos deseos e intenciones.
Mención especial mi familia marmotiana, los padres de Marmota, su hermano también tuvieron sus detalles especiales conmigo. Es una bendición pertenecer a esa familia, cuyo gran corazón y buenas intenciones siempre son los protagonistas.

En mi trabajo fui muy consentido, también bendigo a Dios y la vida por todas las sorpresas allí recibidas. Me dieron dulces, torta, pero sobre todo muestras de cariño a pesar del poco tiempo que llevo compartiendo con mis compañeras de oficina. Esto no me lo esperaba, cuando entré a la oficina ya tenía una torta sobre mi escritorio. Eso me hizo sentir muy feliz.
Fue un día muy especial para celebrar el hecho de haber nacido, para agradecer todos los regalos y bendiciones que la vida me ha dado, para bendecir a cada una de las personas que forman parte de mi vida, a mis Padres, a mi Marmota, a mi Suricato, a mis familiares,a mis amigos, a mis compañeros de trabajo y a cada uno con quién me he cruzado a lo largo de estos 32 años y han dejado huella y aprendizajes en mí. También fue oportunidad propicia para medir los resultados que me ha dado mi forma de vivir. Sin duda alguna, siento que voy por buen camino y los frutos cosechados hasta ahora dan fe de ello, aunque aún debo mejorar en muchos aspectos, tengo la intención de hacerlo y esto ya es un paso importate, además de tener conciencia plena de mis oportunidades de mejora.

¡Gracias Padre por cuanto me has dado, y por todo lo que tengas a bien concederme por el resto de mi vida!






2 comentarios:

EL JOKER dijo...

Wao

Felicitaciones!,

Que Dios te bendiga y que sigas teniendo millones de motivos para agradecer.

Abrazos

semental dijo...

FELICIDADES!!!!!!!! me contenta q estes rodeado de muchas bendiciones y q lo sepas ver y agdecer.

q cumplas muchos mas,

un abrazo.